Alrededor del barrio de Saint-Salvi

Reservar su estancia
Autour-du-quartier-Saint-Salvi-Vue aerienne sur la Roue Saint Salvi - Albi Tourisme.jpg
El barrio del Vieil Alby (viejo Albi) nos cuenta la historia de su patrimonio y sus particularidades: monumentos emblemáticos, casas medievales, hoteles particulares del Renacimiento, patios interiores, calles pintorescas … Albi « la Ville Rouge », una de las capitales de ladrillo del Languedoc, como sus vecinos Toulouse y Montauban, hará las delicias de los fotógrafos.

LA RUEDA SAINT-SALVI

El círculo histórico en el corazón del centro antiguo se sitúa a unos metros de la catedral Sainte-Cécile. El barrio de Saint-Salvi se organiza alrededor de la iglesia colegial, del mismo nombre, dedicada al primer obispo de la ciudad. Tiene una forma circular alrededor del monumento principal, por lo que se le ha bautizado con el nombre de Roue Saint-Salvi (Rueda Saint-Salvi). Una toma aérea nos permite descubrir este esquema urbano que se desarrolló en el siglo XI y XII. Su vocación comercial y artesanal está aún muy presente a través de los nombres de sus calles : peleteros, zapateros, caldereros…
Hoy en día en los dos extremos de la iglesia colegial y su claustro, los ejes principales, las calles peatonales y comerciales, unen la plaza de Vigan, centro urbano de la ciudad, con la plaza Lapérouse, barrio cultural de los Cordeliers. No muy lejos de ese punto, se encuentra el mercado couvert (mercado cubierto), un lugar ideal para la compra de productos y especialidades locales. La plaza Saint-Salvi es uno de los lugares al aire libre del festival "Place(s) aux artistes", que da vida al centro histórico durante el verano.

Autour-du-quartier-Saint-Salvy-animation-estivale-places-aux-artistes-Albi Tourisme.jpg

Autour-du-quartier-Saint-Salvy-animation-estivale-places-aux-artistes-Albi Tourisme.jpg, par Fabienne

HACIA EL BARRIO DE VIGAN, CENTRO ANIMADO Y COMERCIAL

Mariès, gran urbanista del siglo XIX abrió y renovó el camino que va a la catedral, donde podemos distinguir el eje, desde la entrada principal hasta la plaza de Vigan. El barrio de Vigan representa el límite de la zona medieval con la del desarrollo y la modernidad. Los liceos y bulevares circulares delimitan la posición de la antigua ciudad. Los hoteles particulares marcan el periodo próspero que vivió Albi en los siglos XV y XVI donde comerciantes y burgueses se enriquecían gracias al comercio del pastel. Todas estas riquezas arquitecturales eran, a menudo, escondidas por simples muros de ladrillo con impresionantes portales. Mientras pasea podrá admirar el ayuntamiento y el escudo de la ciudad adornando el patio central, donde la casa Enjalbert y su fachada de ladrillos o el hotel Reynes con uno de los más bonitos patios interiores.
En la plaza de Vigan, punto de encuentro de muchos, se realizan eventos deportivos y espectáculos, con una fuente con 81 salidas de agua que se activan y donde los más pequeños no dudan en mojarse, sobre todo en verano. Justo al lado se encuentra el jardín nacional con sus flores que rodean el kiosco musical, y el Carrousel de Albi con sus caballos de madera, ofreciendo agradables momentos a compartir con la familia, pareja o amigos.

autour-du-quartier-saint-salvi-place-du-Vigan-jeu eaux-et-lumieres-Albi-Tourisme.jpg

autour-du-quartier-saint-salvi-place-du-Vigan-jeu eaux-et-lumieres-Albi-Tourisme.jpg, par Fabienne