El parque Rochegude

Reservar su estancia
Parc-Rochegude-jardin remarquable-Albi Tourisme.jpg
El parque Rochegude es un pulmón verde de 4 hectáreas situado en el centro de la ciudad de Albi. Lugar de paseo y descanso de los Albigeois y de los visitantes, este parque le ofrece varias rutas de las que poder disfrutar.

UNA CLASIFICACIÓN JARDIN DESTACADO

El parque Rochegude se encuentra a 15 minutos a pie de la plaza Sainte-Cécile. Para llegar, tiene simplemente que coger una de las perspectivas urbanas que llevan al  centro histórico  y de la catedral hacia el nuevo complejo urbano de los Cordeliers, realizado por el arquitecto Dominique Perrault. El parque lleva el nombre del almirante Paschal de Rochegude. Seduce tanto a niños como a adultos. Jardín a la francesa, jardín a la inglesa, jardín de buenos aromas, la isla de los pájaros forman este laberinto verde. También podrá descubrir pequeños jardines temáticos: el jardín demostrativo, el jardín de las sombras o el jardín de las rosas. Estatuas románticas se encuentran presentes en este escenario. Pequeños paneles informativos muestran con más detalle los tesoros del parque.

230 árboles de hasta 85 variedades distintas forman este parque. En los espacios cerrados como el de la isla de los pájaros encontramos una gran variedad de especies: patos, ocas….

En familia al parque

Jugar al escondite, deslizarse por los toboganes, observar los pájaros y los peces… o simplemente tomar el tiempo de disfrutar de un descanso al aire libre en alguno de los numerosos bancos o en la hierba, todos  estos buenos momentos los podrá compartir en el Parque de Rochegude.

EL ALMIRANTE DE ROCHEGUDE, UN ALBIGEOIS FUERA DE SERIE

Henri Paschal de Rochegude nació en Albi el 18 de diciembre de 1741, el mismo año que Jean François Galaup de Lapérouse. Formado en la Escuela de la Marina de Rochefor, sus numerosas expediciones lo llevaron a lo largo de las costas de Canadá, a los campos de batalla del Atlántico y de la Mancha contra los ingleses, al océano índico y a las islas Kerguelen. Al final de su carrera, Rochegude se retiró en el Tarn y compró un hotel particular en Albi: El hotel Rochegude, que recibe hoy en día exposiciones temporales, y el centro occitan. Hombre de cultura, apasionado por los libros y las plantas, el almirante de Rochegude era un gran amateur de la literatura occitana y será uno de los primeros especialistas de los trovadores. Fallecido en 1834, a la edad de 93 años, fue enterrado en el cementerio del hospital de Albi.

Horarios

  • Todos los días
  • Octubre / abril : 8h/18h
  • Mayo/septiembre : 8h/20h